1 dic. 2006


¿Se puede regalar un intento de poema? algo que uno siente y trata y trata.

¿Es tan grande el riesgo de mostrar y pensar que uno será indudablemente juzgado?

Poco importa todo esto, quizás el poema o intento de poema tiene un ala de ángel escondida en un renglón y al tocarte se sacude o te acaricia.

clic en la imagen para agrandar


Desperté en el borde de mi piel

Y supe que mi espalda, de lejos, era para mí un misterio.

Desperté en el no dolor de la uña

Y advertí ese mar que se forma en mi boca y es tragado siempre.

Desperté encima de un pestañear cualquiera

Y supe que era liquida la pared de lo que veo.

Desperté sin siquiera estar dormido

Y me di cuenta de que no me doy cuenta de tanto.

Desperté en el medio de mi camino de ayer

Y sentí que no podía recordar los sabores de un pedacito de pasado cualquiera.

¿Desperté?

Y supe que poco sé del no saber.

3 comentarios:

Flor dijo...

despertaste? o seguis soñando q despertas eternamente...

en ves de tratar de saber si se algo o nada , o de despertar o saber si duermo o si duermo a medias. Preferia recorrer las espaldas misteriosas de los sueños, drenar las paredes liquidas para aclarar lo que veo-noveo , y importarme un cojon si recuerdo el sabor del ayer cuando puedo saborear el ahora como algo completamente nuevo.... (agrio, amargo, y por q tiene q ser dulce?)

...

Carlos Leiro dijo...

y por que no puede ser dulce, como el dulceleche?

Flor dijo...

porq serias una carie caminate

:)

Free counter and web stats