19 oct. 2017


Su brazo derecho se desprenderá y se ira rezagando hasta un olvido áspero y sin suplicas 

Clic en la imagen para agrandar


17 oct. 2017


¿Cuántos se merecen pasar al paraíso? ¿100, 500, 1000 o 10.000 personas por año? 

Clic en la imagen para agrandar

11 oct. 2017


En la nasa el jefe de astronautas saborea el pezón de la sanadora de Formosa, Argentina. Si está muy salado se pospone la misión 

Clic en la imagen para agrandar

4 oct. 2017


Por qué los zombis tienen un pie (solo un pie) cuya planta apunta hacia atrás. ¿Además cómo se atan los cordones? 

Clic en la imagen para agrandar


29 sep. 2017


Detalle de viejo arte digital, no recuerdo el nombre 

Clic en la imagen para agrandar


24 sep. 2017


Pasaba siempre por una esquina porque ahí le decían los piropos más groseros y le encantaban. Pero tenía tremenda culpa porque sentía que ser una mujer moderna e independiente 

Clic en la imagen para agrandar


22 sep. 2017


La luna se volvió bipolar y los hombres lobos confundidos se convertían en cepillos de dientes 

Clic en la imagen para agrandar


18 sep. 2017


Donde él vivía llovía miedo, y no sé de qué manera él se secaba y protegía su familia por las noches y los días 

Clic en la imagen para agrandar


15 sep. 2017


Ya no es necesario alquilar vientres ahora te lo vendemos en 84 cuotas sin interés 

Clic en la imagen para agrandar


13 sep. 2017


Como ya no se veía el pito para orinar le injertaron un espejo para volver a pillar en mingitorios 

Clic en la imagen para agrandar

29 ago. 2017


Si hay tanto de todo para qué más todo de todo. Ya sobra un poco o mucho de todo 

Clic en la imagen para agrandar 



24 ago. 2017

19 ago. 2017





Mi Motocicleta Honda 150 XR con cachas y guardabarros pintada por Carlos Leiro 

Clic en la imagen para agrandar

3 ago. 2017


Le da tanta vergüenza pedir limosnas y hace tiempo que lo hace 

Clic en la imagen para agrandar

1 ago. 2017


Tanto había leído sobre el orgasmo 

Clic en la imagen para agrandar 



1923

Ella amaba a Juan y la forma en que le besaba sus rodillas, a Franco y su sombra sobre la alfombra cuando estaba sentado al borde de la cama, amaba tanto a Leonardo con su tierna espalda blanca, amaba a Lucia y su boca temeraria, amaba a Luis con sus cuentos de fantasmas, también amaba a Sancho con su cabalgata matutina, a Piero con sus pies caricias, amaba a Elena la de abrazos lentos.
Sus padres decidieron que se casara con Enrique, ella arrancó todos los colores de su mirada y los guardó en un una caja de té y se los regalo a un pordiosero. Tuvieron cuatro hijos y ella conoció a todos sus nietos, él no llego a conocer a ninguno. Cuando Enrique murió ella lloró diecisiete minutos todos los días por el resto de su vida.

31 jul. 2017


La leche de sus tetas no era apta para celíacos pero lo extraño radicaba en que era más espesa que la leche de otras tetas 

Clic en la imagen para agrandar


29 jul. 2017


Ayer tuve la suerte de ver un grupo que se llama “Serpentario” en donde mi amigo Alexis D`Alessandro es parte de la banda. Increíble como suenan, brillantes. 

También pude pasar algunas imágenes de arte digital mientras tocaban.
Ojo no elogio a los chicos de “Serpentario” porque pude exponer algo de mi arte, lo vuelvo a repetir es música de primera 

Clic en la imagen para agrandar


24 jul. 2017


Fragmento del “El ángel emboscado” de Carlos Leiro 

Clic en la imagen para agrandar


20 jul. 2017


Contando amigos con los dedos de la mano y los dedos de la mano ¿Bocado? 

Clic en la imagen para agrandar


17 jul. 2017

No soy escritor , siempre fui un desastre con las reglas de sintácticas , semánticas y de ortografía pero les dejo un texto.



Después de 27 años de casados Su dejó a su marido por otro, el marido de Su es Cristóbal kasomir.
Tenían dos hijos, el mayor se había ido a Europa, el menor estaba viviendo con un tal Felix, esta convivencia no era aceptada por Cristóbal quien se había alejado de su padre pero seguía viendo a su madre.
Al escuchar a Su qué le decía secamente que lo dejaba Cristóbal no pronunció palabra, le dijo que mejor se iba él, tomó una valija en la que puso pocas cosas y se fue. Caminó con la valija hasta la estación de Retiro y se tomó un ómnibus a una ciudad del interior, de allí se dirigió a un pueblo muy pequeño y lejano, allí permaneció durante el resto de su vida, con los ahorros que tenia se hizo una casa bastante grande para él, no tenía televisor, ni radio, nada que pudiera recordarle que en algún momento fue un buen costurero y que trabajaba para grandes modistos en Buenos Aires.
Había comprado una máquina de coser y adquirido por un tercero el equipo de un viejo costurero.
No tenía relación con la gente del pueblo solo un peón iba a su casa, siempre lo convidaba con un vasito de vodka del bueno, el peón nunca se negaba, si se hablaba era poco y sobre el clima.
Lo que si fue pasando es que Cristobal fue haciendo ropa primero para el peon y su familiavy luego para otras personas del pueblo, un pueblo de viejos, sin ferrocarril, también para otras personas de otros pueblos. La gente le agradecía a Cristobal con comida o alguna cosita por la vestimenta, él agradecía con pocas palabras, tenia una habitación casi repleta de dulces, mermeladas, yotras chucherías.
Pasaron algunos años y una tarde en la puerta apareció Su, ella toco a la puerta con miedo, Cristobal abrió la puerta y en silencio la invitó a pasar. Le trajo un vaso de agua y se quedó parado, ella quiso decir alguna cosa pero él la paró en seco con una seña de la mano y una expresión en el rostro que no necesitaba palabras.
El la hizo parar y dando vueltas alrededor se dio cuenta de que seguía teniendo una figura esbelta y el tiempo no la había arqueado como lo había hecho con él, además de su oficio era un oficio que doblaba las espaldas, eso lo decía el maestro que lo inició en la costurería.
Ella se sentó nuevamente y él se fue, a la noche preparó algo de comida y le sirvió un plato con una jarra con agua en la mesa que estaba en un living central, él se fue a la cocina y comió allí.
Más tarde acomodo un sofá y trajo mantas y una almohada, y le dijo: mañana a las seis, ella bajo la cabeza y dijo: Cristobal… él no se detuvo y cerró la puerta del living al salir muy suavemente.
A las seis de la mañana él entro al living con el desayuno y le indicó que después de tomarlo fuera al estudio donde trabajaba. Al entrar al lugar Cristobal la tomó con fuerza pero sin violencia y la hizo parar en el medio al lado de un maniquí viejo con base trípode de madera. De una mesa tomo un cuchillo y con fuerza deshizo el maniquí a cuchilladas, cada tanto la miraba a ella, y ella se mantenía quieta, sin temblar. Después de deshacer el maniquí, agitado aun, sacó los pedazos afuera e hizo una hoguera y no se fue de allí hasta que la última tizna se apagó.
Volvió al taller y ella se había sentado, él la miro y ella se levantó de inmediato, la coloco en el centro del taller en el exacto lugar donde estaba el maniquí, tomo las medidas de Su que en realidad sabía de memoria salvo algunos cambios muy pequeños. Volvió a su escritorio y empezó a trabajar, el primer vestido que salió del taller se lo regaló al peón para una de sus hijas, le dijo que cualquier arreglo por el talle se lo arreglaría, el peón sonrió y le dijo que estaría muy bien y se retiró agradeciendo.
Esa tarde descanso y cocinó algo diferente con una gallina que le habían traído, a ella le dio un cuchillo, le dio la espalda y la mando a matar a la gallina, del resto se encargó él. Cenaron como siempre desde que ella llegó y así sería, ella en el living y él en la cocina. Después de levantar la mesa la miraba y como le dijo desde que ella llegó:
-Sabes que dejo la puerta sin llave
Y se retiraba sin saludar.
Desde el primer día aclaro que trabajaba de ocho a doce y de dos a seis de la tarde, incluso los sábados. Ella en el centro parada inmóvil y el haciendo, probando los cortes sobre su cuerpo, su maniquí desde principio a fin de las prendas que confeccionaba, ella intentó hablar un par de veces pero la mirada de Cristóbal detenía sus labios antes de que cualquier palabra se animara a salir. El la conocía tanto, sabia cuando decirle: Andá al baño, sentate un rato, andá y disfruta del sol por un rato, ella sabía cuánto duraba ese rato y volvía al taller.
Un día le dijo: este vestido es para vos, lo coloco al lado de ella y volvió al trabajo sin decir más nada.
De la casa de Cristóbal salieron muchos vestidos, incluso llegaron a muchos pueblos, algunos muy alejados. El peón pasaba cada dos semanas y los recogía, cada vestido tenía una etiqueta que decía “Su”, el peón sabía que Cristóbal estaba con alguien más en la casa pero sabía mejor que al señor Cristobal no le gustaban las preguntas y él era peón viejo que sabe.
Unos años después el peón, en abril el peón se fue saludando con cierta tristeza y no volvió a la casa, todos los vestidos se fueron haciendo viejos y se usaban para la casa no para salir los domingos a caminar, todos salvo uno muy colorido que había guardado el peón en su ropero, bien doblado y protegido con un forro de seda negro

14 jul. 2017

10 jul. 2017



Duermevela


Me arrojé hacia la mirada, una vez adentro cosí los parpados con saliva hilada, las imágenes rebotaban sin cesar contra los parpados, audaces, agresivas, pero sé coser muy bien, con celeridad y destreza, quizás es en lo único en que soy diestro, cuando escribo y dibujo soy siniestro. Busque cobijas y suaves almohadas entre recuerdos del “mirante”, descubrí unas caderas que no cesaban de moverse y las tomé, el recuerdo de un viejo crimen lo dejé dentro de una boca de un león de circo. Busqué y busqué pero no encontré esperanzas puras, barrí las melancolías y las puse debajo de una lengua demasiado chata.
Me arranque la cabellera y desate la seca soga. Materia espesa, semilíquida, con movimientos orgánicos, de latidos verdes; mujeres cristalinas empezaron a caer, el planeta se encogió hasta llegar a tener el tamaño de una bolita de vidrio de aquellas con las cuales jugaba torpemente en la parte sin césped de mí, jardín. Las mujeres ya no caían, estaban allí, sin orbitar, eran muy bellas y de tanto en tanto un color ámbar las atravesaba, gemían, gemían orgasmos que no querían ser oídos, los mismos que alcanzaban a un Ulises atrapado. Vi los pies de aquel Ulises, con sandalias sucias y estigmas en los pies, alcancé a mirar su barba pero en un giro la nuca impidió ver sus ojos. Ya estaba yo entre cobijas y almohadas sin una tierra que me sostuviera, y este no es el sueño, solo un duermevela ovalado. El sueño sí que fue extraordinario pero caminó demasiado cerca de un olvido. Los parpados siguen cosidos y siento el dulzor de las imágenes rebotando contra ellos, eso me tranquiliza, por ahora.

Carlos Leiro

3 jul. 2017


Nueva decoración, cuatro sillitas chicas pegadas a la pared para que mis gatos suban y bajen, dibujos míos

Clic en la imagen para agrandar


30 jun. 2017


El gran convencedor está a punto de conseguir su meta; luego elegirá otro blanco para convencer y seguir sumando 

Clic en la imagen para agrandar


26 jun. 2017


Gorila en El Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi Uganda
El censo más reciente realizado en los únicos tres países en los que aún viven cifra en 880 el total de gorilas de montaña salvajes en el mundo (anteriormente se habían contabilizado 782). Pese a que sigue siendo uno de los primates más amenazados, sus poblaciones están logrando recuperarse en los últimos años gracias a las medidas de conservación puestas en marcha y al creciente interés de los turistas, que está ayudando a concienciar a la población de la importancia de conservar su rica biodiversidad.

Clic en la imagen para agrandar

23 jun. 2017


Estuve en África, y tomé algunas fotos. Niño masai con sus cabras 

Clic en la imagen para agrandar

21 jun. 2017





Estaba en un pueblito en Uganda, específicamente en Bwindi donde se hace el recorrido por la selva para ver a los gorilas. Cerca de donde parando Ximena Merelle Dherve directora de Elephant's Helpers Argentina encontró este orfanato y se relaciono con la directora, se fueron dando las cosas para que yo dibujara animales ( elefantes y rinocerontes son mi fuerte jajaja) y así se dio la "dibujada", y cada uno de los chicos que querían un dibujo se lo llevó

18 jun. 2017


Save The Elephants, Kenya


We say an elephant-sized thanks to artist Carlos Leiro from Elephant's Helpers Argentina who kindly gave us two beautiful elephant drawings when he visited the Save The Elephants research camp in Samburu recently. Carlos and Save The Elephants’ Nelson Mwangi are pictured with the drawing of a baby elephant while STE's Stephen Lekanai holds the second drawing of a bull elephant. We love these amazing works of art Carlos and will give them a place of pride in our camp. Asante sana!



18 may. 2017

12 may. 2017


Elefantes extintos por cazadores furtivos debido al tráfico de orejas caracol 

Clic en la imagen para agrandar


9 may. 2017


¿Cuánta saliva se necesita para tener una lengua delfín? 

Clic en la imagen para agrandar


15 abr. 2017


Estoy colaborando con ELEPHANT´S HELPERS, por ejemplo con este tipo de dibujos 

Clic en la imagen para agrandar


8 abr. 2017


No puede decir lo que siente, no puede decir, no puede decir que cada vez que traga saliva una tonelada de océano le inundaba el pecho 

Clic en la imagen para agrandar


4 abr. 2017


Hace 73 días y 8 horas que él está por decir esa palabra que lo cambiará todo 

Clic en la imagen para agrandar 


30 mar. 2017


La piba decía “Me entendés” cada 15 palabras y “boludo” cada once 

Clic en la imagen para agrandar 

24 mar. 2017


Su mano se había separado de su cuerpo para sostener el I Phone siempre frente a sus ojos 

Clic en la imagen para agrandar 


Free counter and web stats