12 may. 2015

Las heridas de un gato

Una brisa repleta de tumores recordados de memoria,
Brisa baja, goteando agrios, arrastrándose entre pulgones de sílice,
Una aguja que sigue la forma de mi esófago y de mis “No sé”,
No quedan brujas tibias a estas horas tan solo las púas olvidadas,
Relleno las líneas de mis manos con alcohol y parpados secos,
Pinto un cementerio con colores de Gauguin, el hedor es otro tema,
Cada movimiento tiene un coro de grietas que se acercan,
El mejor dios no crea paraísos sino olvidos que olviden el olor

No hay comentarios.:

Free counter and web stats