30 abr. 2010


Quería ser dios. Le fue concedido el deseo pero no podrá soportar la angustia de la creación permanente
Clic en la imagen para agrandar

27 abr. 2010


Odiaba que en el “Fast Food Shop” que había camino a casa de la Abuelita se hubieran acabado las hamburguesas de lobo, puesto que este animalito se había extinguido
Clic en la imagen para agrandar

25 abr. 2010

Su rostro ovalado, ojos de hormigas en azúcar, sonrisa y aristas demenciales,
Pecho inflamado con venas verdes, piel nadando en sudor, piel sin heridas,
Manos caminantes sobre una mesa de jabón blanco, dedos con sombras verdosas,
Fabricó un océano fresco, lo colocó entre su sillón y la puerta, olas calcadas, unas tras otra,
Acumulaba sus cajas de aire azul en pequeñitas latas, necesitaba comprar arena, ¿blanca?
Pero odiaba salir del mar con los pies mojados y que se llenaran de aquella sustancia incomoda,
Compró también guijarros redondeados, liquidos cayendo en cascadas, rojas sombrillas de hielo pérdidas hace años,
Pero debía pagar aun todo el aire que respirará en esta vida, era duro, muy duro,
Bajó al sótano, donde guardaba terremotos deshidratados y siete amaneceres sin nubes,
En la caja más pequeña descubrió una familia portátil, siguió las instrucciones, metódico,
Así obtuvo padre, madre, tres hermanos y una abuela, que por hablar demasiado la dejo secar,
Sin saberlo en la caja también había una mujer, no era Pandora, era ojos timoratos y sólidos pezones,
También extensos brazos que finalizaban en unas manos realizadas por hábiles reposteros,
La familia creada se fue deteriorando por falta de cuidados, fue partiendo hacia los mares, sin ocaso,
Nunca le atrajo coleccionar abrazos, guardarlos, canjearlos, venderlos,
Nunca deseó un mostrar un diploma brillante a su familia, nunca se detuvo en eso, nunca.
Pero si supo de colosos funerales, para eso confió en el mar siempre, siempre,
Adquirió buena madera y guardó un violento fuego en su antebrazo maltratado,
Obtuvo la mejor tormenta con rayos y truenos para aquel día glorioso, y un buen carpintero,
Cerro las puertas, las ventanas, y me invito a retirarme, me saludó, me entregó a la mujer, mal cuidada, intento sonreír, no le salió, me retiré sin prisa, y no miré atrás lo juro.

23 abr. 2010


Y se hizo vegetariano, pero un día se cruzó con una lechuga que sangraba
Clic en la imagen para agrandar

22 abr. 2010

Necesidad de los dedos, uñas que engañan la suavidad del meñique. Niño…
Un tornado de alfileres y piolines, tiembla el mundo no las manos. Calma…
Aquí. Presente, pasado, estallidos de corazas, muros empecinados en caerse.
Dolor susurrado, apilado en robustas láminas. Del oriente de tu sed allí debajo del sudor.
Ver mi caída, en dos desiertos discretos, de rocas, también de huellas, ambos sin luna.
No es oscuro el interior, primaveras e inviernos de colores se disputan las esquinas,
Mi boca, su boca, tu boca. Mi corazón expulsa aquel río que jamás desorienta. Nadar,
Alcanzar la palabra, torcerla, morderla, partirla, al fin sentado sobre aristas leves, mirar.
Todo mi costado de agua, entre tigres, acorralado por relámpagos de madera verde,
Saber sin líneas puras, hacer de mi lengua látigo. Correrse, saltar, colgarse, estar quieto.
Arrancar arbustos crecidos entre brújulas.
Aquí más no sé, aroma a olvido y rodilla,
Recostado y húmedo, sin viento, agotado, muerta la tierra por debajo, licuado el cenit,
Sin articulaciones, con huesos blandos, arqueados, robados a un saladero abierto,
Darme vuelta, con la necesidad de cada minúsculo tejido, dejar el suelo, mirar, mirar.
Mirar, la clara estrella a través del opaco “celeste azul” del mediodía, mirar una y otra vez.

Desde las 16 hs que no se mueve
¿Es un maestro Zen?
¿Es un vago de mierda?
¿Es un cuerpo embalsamado?
Clic en la imagen para agrandar

21 abr. 2010


El rinoceronte violeta de Ceilán se ha extinguido sin embargo es posible conseguir replicas plásticas de estos en Shoppings de Sidney, San Francisco y Río de Janeiro.
Junto a él puede adquirir fascículos de “Ecología Practica”
Clic en la imagen para agrandar

20 abr. 2010

Escupí veintiocho dientes, no hubo bofetada, no fue un sueño, ni un choque,
Solo esos dientes embebidos salieron de mi boca, rebotaron, rebotaron otra vez,
Y cada cual tomó una dirección, quise mirarlos recorrer el mundo, saber siempre saber,
Pero un papagayo azul comenzó a apropiarse de los pelos del interior de mi nariz,
Dolor punzante y quebrase mi cuerpo en dos, como un ventanal, hacia un sol,
Pero con interior rojo fluido, mi ombligo quedo del lado derecho, mío,
Mermelada de cereza con aroma ferroviario se derramaba muy lento,
Pude utilizar mi teléfono celular, y pedir que me cerraran como una ventana,
Yo mismo, con esmero y la justa cantidad de hilo, me cosí, a lo matambre nomás,
Caminé, sabía que ella saldría de su trabajo a las 17:46, acomode mis cejas y una oreja,
Vacié un botellín de perfume en mi garganta, pagué 15 pesos para que lustraran un zapato,
Ella salio justo a tiempo, su figura, sus axilas pilosas, su lunar negro en el ojo izquierdo,
Traté de caminar a la par pero mi propia mermelada hacia mas lento mi caminar,
Recurrir a una patineta recién robada, buscar el revolver y preparar el disparo,
La blusa blanca que llevaba se tiño de rojo… yo no disparé y ella se dio vuelta,
Con sus labios rojos me beso, tomó mis llaves y colocó una en mi ojo,
Lentamente la giró, la puertita estuvo abierta, lentamente tomó los órganos mas interesantes,
Se dio vuelta, la blusa era blanca, muy blanca, fue un 21 de abril, yo ya me fui,
Nadie sabe si paró de dolerme, siempre camino por nuevos caminos nuevos,
Evito esquinas recordadoras, y los viernes a la mañana estiro mi piel al sol,

La coloco en el muñeco con sonrisa y lo mando al cine, nunca me cuenta las películas

clic en la imagen para agrandar

19 abr. 2010

A Walt Whitman

No te has dado cuenta, ya soy tu voz, de aquí en más no serás uno,
De aquí en más no seré el que dibuja cada una de estas letras,
Hasta aquí me has permitido, siento los inmensos poros de tus huesos,
Si quieres puedes irte, puedes abandonarme ya pero no estas solo.
“Ojos de noche cuya pupila se robó todas las estrellas” ,
Alguna de las palabras anteriores volverá del olvido y recordarás este "ahora".
Vete, ya.
Estás ahí aun, sabes que somos un manantial de ángeles aguerridos,
Una corona de hiedra y un horizonte acurrucado a la izquierda,
Sigue mis letras por la sangre hasta la última arteria de tu pie,
Te diste cuenta que atravesamos un millar de universos color mandarina,
Te diste cuenta que cada latido corre a ocultarse entre tus vértebras,
Si, los latidos desean ser latidos, mucho antes que el corazçon desee ser corazón,
Esperas algo más, que te descubra verdades, rígidas, con principio y fin,
Solo somos dos ahora, mis palabras no están si no estas tu, Viernes…
Y tú, tan real para ti mismo, una sombra de manteca esperando el amanecer,
Hay alguien que mastica futuros, presente y pasados, pero no hemos dado con él,
Solo creo, de tarde, de mañana o de noche, te digo:
"Una flecha de silencio te encontrara en algún momento", quizás te quedes,
Quizás corras hacia una piel tibia, cualquiera, para igualar tu calor al de la herida.

Esta es la historia de un Cristo sin cruz
Clic en la imagen para agrandar

17 abr. 2010

Tus manos

Simple y desacertado, frágil a veces, Un Cyrano y un río,
Tus manos que traen mil caricias en sus palmas, tus manos piel de azúcar,
Y la profunda jungla de labios que habitan el aire que se escapa entre tus dedos,
La escasa mariposa que desea ser tus manos y no alcanza la calma de tu piel,
Tus muñecas, tibias, sombras del amor entre una nube y una diosa,
Tus manos.

16 abr. 2010


Café Vienne, Sherbrooke and St Denis. Ellos se cuentan su historia en francés pero no hay subtítulos una verdadera pena
Clic en la imagen para agrandar

13 abr. 2010

Ya no importa

Tropiezo con mi nuca, agitado, debo hallar un espejo,
Los brazos olvidados en la mesa, los pensamientos de la noche,
Mi casa estrictamente disuelta en mares de madera clara,
Convulsiones que me imponen un violeta y pieles injertadas,
Atravieso con mis ojos todos los cristales, nado en ellos,
Mi diafragma se hunde entre alas recién cortadas, llamo,
Muerdo la pared recién pintada, exijo a los colores la rendición,
Un crucifico desecho por una y otra cicatriz, astillas,
Detrás de la pared mordida existen besos multiplicados,
Afilo más mis dientes inventando una lengua ágil y áspera,
Las lunas tropiezan y tropiezan con mi nuca, solo escucho los besos,
Los imagino míos, imagino que mi piel los amontona tibios,
Diente sobre diente, mis encías áridas y blasfemas mis palabras,
Estoy llegando, pienso en como amarrar tu boca,
Los últimos escollos de aquel duro ladrillo ceden,
Mi boca, se rehace gracias a salivas salvadoras,
Eras tú, dibujada tu boca a pincel de un pelo,
Dejo de soñar tus labios, ya están hechos, voy.


Así y todo, nunca dejó de caminar
Clic en la imagen para agrandar

12 abr. 2010

Intentando un poema para ti, tropecé con un olvido y con escamas enemigas,
Corrí, busqué letras y canciones, rulos de azul tinta en hojas sin ojales,
Escondidos los acentos… la llave se retuerce, la puerta cede,
Una enorme mariposa, con alas de calcios y violetas, cayó a mis pies,
Construí una boca, la acomodé entre sus ojos, palabras lentas, lisas, saladas,
Habló de locuras de una uña segadora, de mieles rojas y un pasillo añejo,
Habló de valles acumulados entre ciudades y cuerdas y un pesebre y una roca,
Habló de un mediodía que se disfrazó de amanecer, y de una noche,
Aquella noche, estrellas y asteroides se unieron y acorralaron al sol, jotas heladas,
Calló, cayó su boca, hice abrazos de suspiros y canción de un río interno,
¿No se como lloran las mariposas? Ella lloró y amaneció entre hojaldres y amapolas,
Tú, tu poema, mis pobres manos, mi pobre y negra tinta, mi espalda derrotada,
Tú, mis pasos ansiosos, mi búsqueda inútil, los versos que saltan de la pluma,
Tú, tu frente, tus comisuras, tus cejas, tu cabello, boto en el pozo los inútiles adjetivos.
Tú, y yo tan lejos.


Carlos Leiro en la Universidad Nacional de la Matanza

Donde:
Florencio Varela 1.903 San Justo
Cuándo:
Del miercoles 14 de abril hasta Lunes, 10 de mayo
Nota de lectores que me publicaron en el suplemento económico Cash de Página 12

Clic AQUÍ

Inventando mecanismos para defenderse de eso que no se puede nombrar.
Clic en la imagen para agrandar

11 abr. 2010


El no canta el himno yankee, él no suspira por un amor perdido, él no representa al ¿hombre prospero del futuro?
El robó una billetera, la retiene fuertemente en su puño izquierdo y sueña con las posibilidades del interior de la misma.
Clic en la imagen para agrandar

9 abr. 2010

Dobló el firmamento en dos, y le doy la forma de una espada estrellada,
Siento que mis dedos se han creído que son sumamente fuertes,
Mi cuello se agita, grita a mi cabeza, grita a mis pies, ¿Y el piso?
Un suelo de planetas de agua hirviente y los brazos más lejanos que nunca,
Un tímido homicida de lunares reconoce su imagen en el agua, no se arroja, no se ahoga,
A la altura de mis ojos los mas jugosos pechos se inflan sin parar, no llego,
Mi balsa de pelos inflamados me confunde, el río abierto solo produce remolinos,
Soy frágil, acabo de aprenderlo, el viento parece vidrio desecho, camino de tanto caminar, mi luna,
Mi luna de piel de pétalo azul, mi luna de huesos de carnero, no la entiendo,
Sobrevivo a la noche, escondido debajo de una inspiración profunda,
Todos los ángeles me dan su espalda, admiro sus alas de cometas temblorosos,
Me tomo de un árbol y subo a él, sé que respira como yo, lluvia y gotas,
Me quedaré allí hasta que el universo se vuelva blanco, después no sé,
En realidad casi nunca sé.

Imaginate todo lo que podes guardar en un sombrero. Ahora imaginate todo lo que pesaría sobre una cabeza humana
Clic en la imagen para agrandar

8 abr. 2010


A veces las piernas de los fantasmas se van a algún cielo. Pese a ello los enormes fantasmas aprenden a caminar con una de sus enormes manos y con la otra acarician las largas cabelleras de las mujeres que no pueden recordar sus sueños.
Clic en la imagen para agrandar

6 abr. 2010

Bajo tu sombra

Allí, donde el rayo no ciega, debajo de los profundos, con aromas atrapados,
He visto, sin ver, los enormes hierros, insensibles, imparables, nítidos,
No hay sangre ni heridas, no hay gritos pero la savia duele, y duele el tallo,
Tajo tras tajo, senderos de angurria fría, tensos caminos derribados,
¿Huyen los pájaros a morir con las estrellas? ¿Cuantas alas en tiempo de Ángeles muertos?
El más antiguo sol imaginado y oscuro entre bulbos y pedrera, hierve negro,
Corrijo todas las memorias, solo la roja piedra derramada, el fuego que se invierte,
Las espaldas se han quebrado, desollado a un solo filo, atrapado, y luz y calor,
Duermo y despierto, quizás te has ido y no nos detuvimos, no paramos, no.

LIV Salón de Artes Plásticas "Manuel Belgrano". 2009


Me seleccionaron una obra , está en exposición en el Museo Sivori, Exhibición de Dibujo del 3 al 18 de abril


Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori Av. Infanta Isabel 555 (frente al puente del Rosedal de Palermo).


Exondre en La UNLaM ( Universidad Nacional de la Matanza) del 12 de abril hasta el 10 de mayo

Hace algún tiempo leí una frase muy antigua (de épocas del imperio romano) que decía: “El mundo desea ser engañado”, no sé porque esta frase acaricia este dibujo.
Clic en la imagen para agrandar

5 abr. 2010


¿Donde está escrito que una hormiga no puede ser un ángel?
Clic en la imagen para agrandar

4 abr. 2010

Si pasas por aquí Mariu mandame un email a carlosleiro@zc.com.ar
Y si pasa Malena dile pantalla que la extraño

Dios con depresión porque es a imagen y semejanza de los humanos
Clic en la imagen para agrandar

3 abr. 2010


Su pelo por las noches se iba hasta el mar, allí flotaba mirando la luna y retornaba antes de que ella despertara
Clic en la imagen para agrandar

2 abr. 2010

Es raro , no es poema, ni dibujo. Es una carta que envié al suplemento economico CRASH, de Página 12.
Ahí Va


Sres de Crash

La disputa electoral se ha adelantado, parece que las elecciones serán mañana. Los temas que se tratan en los medios van de los trapitos y limpiavidrios, pasando por el pago de la deuda y termina en los nuevos ensayos quirúrgicos del Señor “Triste imagen argentina” Fort.
Pero los que tratamos de mirar de reojo, un poquito más, para ver que pasa en el mundo, vemos que lentamente desde las periferias, desde la ciencia, inclusos desde empresas inmersas en el tema a tratar, se empieza a poner en el tapete el problema de la energía.
Hemos vivido muy cómodamente subidos al barril del petróleo, sin pensar que este se acabaría en algún momento, si bien se han sumado productoras de energía como la eólica, las hidroeléctrica, la atómica (también con crisis por la extracción de Uranio), la de biocombustibles, etc.
Al parecer ninguna de estas energías posee las enormes ventajas que posee el petróleo, por ejemplo que es liquido, transportable, almacenable sin muchas inversiones mientras esta disponible, aunque esto último se invierte cuando los pozos empiezan a escasear y los pozos con grandes cantidades se van vaciando.
La mayoría de la gente no sabe acerca de esto, ni ha tomado conciencia y cree que la ciencia solucionara el problema, si existe, de un día para el otro.
Con respecto a los dirigentes de nuestro país creo que algunos, muy poquitos hayan oído hablar de este tema.


Si uno busca información en Internet hoy, aviso que soy un lego en el tema, es tratado por algunos sin darle mucha importancia y para otros el planeta esta muy cercano a lo que podría transformarse en un colapso energético, produciendo el cambio más grande que la humanidad haya conocido.

¿Cual es la verdad?

Hay algo que es inobjetable: El sistema económico mundial es de crecimiento continuo y el planeta es una esfera finita (por ende el petróleo también es finito)
En algún momento el petróleo se acabara, o bien para sacar un litro de petróleo se necesitara la energía que posee un litro de petróleo

Hoy, en abril del 2010, nuestro país no puede dejar de tratar este tema seriamente, ahora, ya.

Diagnosticar y repensar soberanamente nuestra posibilidad de producir diferentes tipos de energías, estimar las necesidades energéticas futuras, elaborar estrategias y poner en movimiento los pasos a seguir.
No hacerlo puede llegar a ser un error enorme que se pagara con enormes precios.
A veces tengo la sensación de que muy pocas personas toman esto en serio.
Entonces recuerdo una frase atribuida a
Arthur Schopenhauer

“Toda verdad pasa por tres etapas.
Primero se la ridiculiza.
Segundo, genera una violenta oposición.
Tercero, resulta aceptada como evidente.”.

Carlos Leiro
Artista plástico
Un camino

Los cementos amarillos parten mi noche, mis almohadas son de mimbre ahora,
Cientos de ángeles de lana parten desde mis brazos, parecen perdidos, sin rumbo,
Caen y se destrozan cuando alguna sombra los acecha, manchas de sangre blanca,
El inmediato sonido de una tiza húmeda y un balcón en mis parpados, avisa,
Los ángeles zumban y tosen, se agitan, de sus gargantas de espeso hilo brotan salivas quebradas…
Pero uno ha elegido ya, toma su rumbo, muy ligero, con voz de océano, no duda, no se detiene,
Sus alas lastiman al viento, el viento destroza sus labios pero los ángeles no saben de otoños,
Atraviesa cien ciudades, cortando cables y tendones, rasgando insomnios y hojalatas,
Sabe que le es vedado mirar los terciopelos y esa luz trémula por un miedo sin espinas,
Si, teme, pero olvida de inmediato los espacios recorridos, vuela escupiendo las memorias,
Siente que ese segundo anhelado asoma, sus alas delatan el esfuerzo, flota lento, se calma, escucha,
Sus parpados se han dado cuenta, se dejan caer, las lágrimas cuidan la mirada sorprendida
Si hay un corazón sigue latiendo, su boca deshecha va del verde al rojo, poco importa,
Por fin ha llegado, nacen pies y su rostro reclama la belleza, camina muy sereno, atento,
Toma aguja e hilo, se sienta y cose, sus manos son espejos de un dios antiguo y firme,
Los cementos, ahora tersos, son cosidos, mis almohadas recobran su ternura, la oscuridad lame los segundos,
Las sabanas inventan mi cabeza y acabaran con mi cuerpo justo antes del cielo rojo,
Solo quedara una pequeña marca, testigo sin paladar, testigo ciego, que se alejara del cuerpo hacia otras letras confundidas.

1 abr. 2010

Huyen las espinas, con brotes de carne incrustados, rumbo al sur,
Tres mil cielos caen en una flor que nunca ha tenido nombre,
Los blancos peces aprenden a gritar rápidamente, el mar se calienta,
La tierra excitada empuja y empuja; millones de partos de jazmines,
Las sombras de algunos hombres ya se cortan, se retuercen, se desvanecen,
Los más rápidos evitan las redes casi invisibles de insectos perforados,
Las montañas son tomadas por antiguas piedras que antes rodaron,
Las serpientes se adhieren a los árboles que tomarán vuelo pronto, muy pronto,
Los relojes se escapan de las muñecas y van rumbo hacia un olvido oxidado,
Las ropas se pegan a la piel y algunas llegan a atravesarla, sedas…
¿Es caos o un cosmos desangrado?
Millones de pies buscan el magma, aspiran a que los huesos arriben,
Unos pocos nadan hacia una isla, dicen que está repleta de frutas y almíbar,
El día no termina, quizás porque día y noche recrean un bestial coito, tiempo…
Entre ríos de leche materna y ruidos secretos nace un beso,

No es un beso apasionado, es un beso de naciente bienvenida al otro

Y duerme, sueña con que orina tiras de asado, morcillas, chinchulines, todos crudos
Clic en la imagen para agrandar
Free counter and web stats