17 feb. 2009


Hace 14 años se arrojó al vacío.
Dicen por ahí que sigue en el vacío.
Además tiene 3 orejas

Clic en la imagen para agrandar

14 feb. 2009

12 feb. 2009

Dos, uno

Entre ambos un silencio opaco,
Una lengua pesaba demasiado,
Otra boca no se ha pintado hoy
¿Que era mejor? Mirar una mesita o una mejilla
Todo se ha congelado a vidrio,
Uno se sentara, conteniendo temblores,
El otro camina y camina con sus pies desnudos,
Todas las sentencias ya están desparramadas por el suelo,
Todos los cerámicos las van tragando despacito,
Una boca tremula amaga palabra tras palabra,
La otra boca humedece los labios inquietos y callados,
No habrá muertos pero habrá una muerte,
Uno cerrara la puerta desde dentro,
Otro deshara un camino bien por fuera,
Uno no se atreve a pedir,
Otro ya sabe lo que el otro no dirá.
Uno pide en silencio que el otro deje de frotarse las manos,
Otro no puede dejar de hacer aquello que siempre repitió sin saber
Uno tose y suplica que ese momento pase,
Otro, garganta de espinas, sin saliva.
Uno piensa en un chau pero dice adiós,
El otro oye un trueno y estocada.
Ambos piensan en la llave,
El que tiene que darla no la da,
El que tiene que pedirla no la pide,
Uno desea una mirada arrepentida,
Otro no mira más que el picaporte,
Uno atraviesa ese límite invisible,
El otro mira sin mirar mirando.
Un infierno acaba de crearse,
Vaya a saber en que uno o en que otro

Oriel Zolrak

10 feb. 2009


Él no se anima a hablar de ella Pero a ella no le importa Clic en la imagen para agrandar

9 feb. 2009

Exhalo y el aire cae en cascadas
Resbalando sobre la piel,
Mi corazón muerde sangre y la escupe,
Mis ojos hablan de paisajes que doy por reales,
Camino dejando surcos de aire confundidos,
Mi desnudez trata de ocultarse bajo mi piel,
A veces recuerdo mi saliva, sabe a metal ahora.
Hoy, ayer y mañana,
Células que nacen y mueren en un mismo instante.
¿Alguien se habrá detenido a observar los movimientos de mi lengua?
¿Quien beberá el agua de mi cuerpo?
¿Hacia donde ira el sonido después de que lo he escuchado?
¿Y los sueños?
¿Y el amor de una mirada que intento olvidar?
Eso, olvidos y olvidos y olvidos apilados,
Y un abrazo recostado en un rincón que olvide olvidar.

¿Carlos Leiro u Oriel Zolrak?
¿Importa?

5 feb. 2009

Pequeña gota que recorres aristas y poros
¿Duermes si me duermo?
Enorme cuando se fue,
Y sentado encima de la niebla no dije,
Contemplé inquieto aquella disolución,
Mis nervaduras atacaron como serpientes,
Pero la piel va cayendo en un balde oxidado,
¿Como inventar este espacio entre mis sueños?
Regalar acaso el tacto de mi mano.
Aquí, no se donde, ni quien,
Aquí generando saliva aguda,
Respirando aire con pelos y uñas viejas,
Ya he sido, trago y no digo,
Llega un otoño acaso rojo,
Llega y sabes que vuelve a irse,
Ya sin rostro, ni voz siquiera.
Sumerges tu cabeza en mar de piel,
Sin tomar aire suficiente.
Sin espalda
Sin

4 feb. 2009


Tipo que se siente que ya ha sido dibujado antes.
¡Deja Vu Tinta!
Clic en la imagen para agrandar

2 feb. 2009

Poco importan las lejanas literaturas

Gato de cien ojos, astuto, ¿atrapado o escondido?
Lames ese mar con lengua áspera y roja de brazas,
Un mar puntiagudo, con naves y peces, sin cielos,
Un mar ciego de verdes y azules, espeso,
Un mar multiplicado, monstruoso, beso y bofetada,.
Pies sucios, rodillas sangrantes y un rostro alejado por una ecuación,
Espuma, cera y pezones, gritos, cantos, niños,
Absurdas líneas concurren a mi mano,
Tiembla la piel, tiembla el hueso,
¿Se podrán ahorcar las lágrimas?
Un filo corta las letras y prohíbe el ingreso de palabras
Mi sudor forma otro cuerpo, parece de piedra,
Un pájaro lo atraviesa, luego otro y otro
Una voz grita, sola, sin dientes, sin labios,
Trato de adivinar si los pasos se acercan,
Camino rengo entren ropas hirvientes,
Duelen, arranco todas las caras que tengo,
Corro con mis ojos hacia una pestaña,
Busco refugio, golpeo, golpeo, suplico,
Un camino de espaldas, pero sobre mi cabeza,
¿Por qué? Pregunto a mi solitaria sombra imprecisa,
Me pongo de pie tantas veces, y no hay talones,
Un perro ha comido mi vientre, ya no duele,
Con una vieja pala hago un agujero en una nube,
Me cuesta tanto, y dicen que es nube de vientos interiores,
La siento como el pecho de un dios, cansado,
Ni suelo ni cielo deseo mirar,
Dibujo un horizonte con mi tos hueca,
Dicen que los horizontes calman, este me mira,
Susurra lo que no puedo oír,
Mis uñas se refugian en la carne,
Mi piel gotea,
Mi cráneo y el gato se confunden,
Uno a cada lado de un sendero que temo,
Mis pies se adelantan, cierro tan fuerte mis ojos,
Músculos tensos y agrietados,
Sendero de caricias,
Sendero de índice y pulgar frotándose,
Estoy llegando y no,
Una mano me describe una casa,
Una mano me invita, desconfío,
Una mano que besa, y beso.
Ella no esta allí, se ha ido, lo sé,
El tiempo empuja y empuja,
Carcelero, y lo apuñalo,
Caigo y vuelo, inmóvil, no puedo frenar,
No hay despertares porque no hay noches,
No hay noches porque de noche soy,
Soy un niño, escupo imágenes que aprenden a caminar solas,
Pero estoy ahí y pocos lo saben,
Quizás nadie.

Carlos Leiro

1 feb. 2009

Free counter and web stats