31 ago. 2010

27 ago. 2010


En aquel momento pensó que no lo amaba. Ahora se da cuenta de que no era así
Clic en la imagen para agrandar

26 ago. 2010

Quieren evitar las olas, no piensan en otra cosa, solo en eso,
Las atacan, las muerden, les pegan, no pueden llegar a la playa, nunca,
Uno grita que es estrangulador de espumas y que las olas le temen,
Cada vez son más, ocupan toda la costa, se turnan, a veces no comen,
Están los creadores de herramientas para asesinar olas, trabajan día y noche,
Hay un grupo que intenta crucificarlas, utilizan viejas maderas de naves nocturnas,
Cantan como los cosechadores de algodón para que su lucha no tenga descanso,
Un niño viene corriendo, dice que vendrá tormenta, el trabajo será mas duro,
Niños y ancianos serán necesarios, preparen también cera caliente con arroz rojo,
No hay generales, si hay cuerpos cansados y ropa hecha jirones, también sal,
La arena arremete contra los pies, arena traidora, arena malhechora,
Enorme ballena negra hecha de nubes y rayos, tiemblan las rodillas,
La tarea es ardua, es necesario repartir los turnos con eficacia y eficiencia,
Llegan refuerzos desde las antiguas montañas del oeste, son jóvenes por suerte,
Alguien, voz de carbón, grita: Allí vienen las enormes, las de trueno y metal,
El esfuerzo es inhumano, algunos cuerpos se derrumban, otros parecen dioses,
Heridas de agua, muy dolorosas, el frío amigo de las olas, la luna que ahora mira,
Hay uno, uno solo, el de brazos incansables, él sabe que pasará, pues ya ha pasado,
Él, que no se detiene, sabe pero no habla, ni grita, usa toda su musculatura contra ellas,
La noche arriba, la luna ha huido, ya no se distingue, solo se puede oír, solo eso.

24 ago. 2010


Ay, hay lugares que no se deben mirar y sin embargo miraste
Clic en la imagen para agrandar

23 ago. 2010


Vendí mi pierna, vendí mi cadera, y ahora ofrezco mi hermoso brazo a tan solo 98,99.
Flor de promoción
Clic en la imagen para agrandar

21 ago. 2010

Salió con miedo a la calle, las paredes, las eficaces paredes,
No corrió pero caminó rapidísimo hasta el parque,
Sin saber porque recogió los silencios de las pequeñas flores,
Corrió, esta vez si corrió, llegó hasta donde la tierra detiene al cielo,
Esperó tranquilo, imaginaba tantos rostros, imaginaba los sonidos del gato que juega,
Pasaron años quizás, y llegó la tormenta, separó una nube con su uña partida,
Allí escondió los frágiles silencios, cosió la nube con un color brillante,
Un simple, quizás pobre poema, cayó de sus labios, lo coloreo con crayones,
Tomó al pájaro diminuto, esos que atraviesan la solidez, y lo untó con las palabras,
No necesitó decirle adonde, si le pidió que no perdiera ni una sola letra,
Era un vuelo árido, desde sus manos hacia unos ojos extraños, con brisas,
Se sentó en la margen del río, sus pies en el agua, sus hermosos pies,
Él era ahora un montón de recuerdos masticados, también una gota incierta,
Él era el camino al alimento, también los imaginados ojos desconocidos,
Él era el rostro y la almohada, también las orgullosas curvas de la mujer trigueña,
Se retiró hacia su cueva, hecha de caricias y telas, de orugas y miel,
Una pantera serena se convirtió en negra, suave, intima protectora de su piel,
Cerró los ojos, tomó los sueños de sus pestañas, comenzó a recorrerlos,
Tibios sonidos, tibias imágenes, tibias cortinas transparentes, tibios techos,
Soñó, como nadie puede soñar. Soñó, un mar cayendo en otro mar, soñó quietos vientos,
Soñó mas tiempo para seguir soñando, soñó despertar, hacer y volver a soñar.
Soñó un poema que no es este,
Vueltas y vueltas cuando uno sueña, si, vueltas y vueltas

13 ago. 2010

11 ago. 2010


Un pájaro azul se posa en una mosca. ¿Acaso puede volar una mosca con un pájaro azul en su espalda?
Pero él camina con su traje nuevo y ni imagina que en verdad está desnudo ¿Esta desnudo?
Clic en la imagen para agrandar

9 ago. 2010

8 ago. 2010


Mañana ¿Cuantas veces diré cosas que no pienso? Y ¿Cuántas veces no diré cosas que pienso?
Clic en la imagen para agrandar

5 ago. 2010

El humo, imaginario, cientos de otros rostros, filoso ahora,
El lento filo corta lento, los límites de mi cara, arrancará la piel,
Tantas palabras partidas se deslizan por los dientes, las encías,
Los extremos de mis dedos arden con fuego verde, azul a veces,
La osatura arqueada a golpes de aires viciados, cotidianos,
Debo cubrir los espejos con cera, encontrar la mascara veneciana,
Repito mil veces no debo soñar con serpientes olvidadas por Medusa,
El corazón que espera el pitón del toro perdido, el lomo lastimado,
Me siento, escribo, se perfectamente cuando no hallaré respuestas,
Mis pulmones enfundados por un cielo negro con pocas estrellas,
Mi garganta reemplaza al corazón y late lujuriosa, torpe,
El último fantasma se acerca, su cuerpo es de leche fresca,
El último fantasma, arroja todos sus perfiles que vuelan hacia mí,
Temo, teme, se vuelve horizonte, me vuelvo espinas,
No me descuido, la inmensa sabana de lino cubre la ciudad,
Es hora de abrir los sueños, no importa cual, cobijarse,
Aquel humo se ha llevado mis pestañas, suplico dos ojos cerrados,
Pido no soñar el sueño que no quiero soñar jamás, manos que olvidan,
Ya es tarde los sueños me elegirán a mi, soy su pinocho esmerilado.
Free counter and web stats