18 abr. 2014

Dos gatos


Quizás la muerte esté tejiendo saltamontes con hilos de corazón vencido,
Ellos
Masticando puntas de flecha, caminando dentro de mi pie izquierdo,
Colocan un infinito en este hombro y la eternidad en el otro, y tú,
En un mundo sin ombligos, sedientos de ojos que no llegaran,
Olfateando tetas sin saber que hacer con sus pezones,
¡Entonces sí!
El pequeño imaginador de lo que aseguraban inimaginable,
Ríe, y recoge los molares sembrados en su huerto, ríe,
“Siempre“ y “Siempre” no pueden sumarse afirmaban, él ríe,
“No me sueltes” apúrate a terminar precipicios incorrectos, ríe,
Una palma de la mano sería un Dios correcto, no “recién”,
Mejor ahora, suelta ya los saltamontes.

Ríe y ríe. Ríe también un gato y ríe también el otro.

No hay comentarios.:

Free counter and web stats