28 jun. 2011

Las sombras mienten las figuras, enormes, incoloras,
La espalda, la desnudez, entre susurros mil ojos piel,
Tardes de invierno fileteadas y el cartero azul,
La matutina batalla entre afiladores de escarchas,
La lengua desconfiada de los dientes, un sabor metal,
Luciérnagas deshaciendo techos y paredes, suelos dormidos,
Dedos contra dedos contra dedos y la uña sediciosa,
Picaportes temerosos, manos, sudor, cartílagos,
Alguien inventa una lluvia trepadora, no es un sueño,
No te haré imaginar un paladar herido, acabas de hacerlo,
Repetir mil veces, treinta minutos de horno moderado.
Mi cotidiano.

23 jun. 2011

La eterna pregunta: Si me amaba ¡Por qué no me ama mas?

Clic en la imagen para agrandar

13 jun. 2011

Cajonera fibrofacil pintada con tinta china, esto ya lo puse un monton de tiempo atras
Clic en la imagen  para agrandar

11 jun. 2011

La teta de papel



Una mano escribe gatos y ruidos de pasos de avestruz,
Quiere olvidar, deshacer un parpado en principio,
No imagina una gaviota atragantada en un balcón,
No imagina la densa y clara marcha de un caracol hervido,
Menos imagina un fósforo encendiendo una fosa nasal,
Mientras cree que no imagina que su oreja se estrella contra un vidrio,
Ve los lunares que caen, lame diez mil, esmerilados,
Sus pies sufren ínfimos cortes, sangre en piojos, obedeceres,
Para él están los descuidos destrozados y esparcidos,
Se sienta en una mesa o una mesita, como quieran, con aroma a membrillo,
Deje de sacarse fotos, que se vuelven ámbar con mosquitos dentro,
Bebe una copita de jerez y deshace un canelón con su mano derecha,
Recuerda a Don Luis, Salvador y a Federico salpicando kerosene,
Su barba esta creciendo demasiado rápido, quince centímetros por día,
Y nadie sabe como hace para fumar con la pipa dada vuelta,
Habla solo, dice que los humanos son baba con estúpidos colgando,
Que destruyen mariposas y con las alas desinfectan un palacio,
Que los hombres tienen penes con metales de alta gama en la cánula,
Que las mujeres con más de treinta y dos buscan líquidos con carbono,
Ahora calla, sabe que solo lo escucha un pelo en un almohadón,
No quiere imaginar el futuro, le duele el cascanueces repetido,
Se siente y se sienta al lado de Casandra, borda una gota,
Apaga la luz y coloca un pezón en su boca, es de papel,
Se duerme, millones de moléculas soñadas, un rivotril pelota,
Unas bochas de mercurio que matan al estafador, los ojos.


6 jun. 2011

Te han herido pequeño sueño de avellanas,
Tus lápices han caído sin papel y sin sombras,
Silencios que se hieren con palabras arenosas,
Tu tierra sin manzanas con un atardecer-recuerdo,
Las huellas de un arado con harapos y cornisas,
Te han herido intimo grito escondido en un jilguero,
Es tu sed la que recorre ahora tus arterias,
Tus piernas de sal, hechizos y conjuros,
El latido escondido en una piel y el viento,
Tu boca hirviente, tu lengua imaginada,
Te han herido, con tierna piel, te han herido.

4 jun. 2011

10 segundos antes, 90 por 70 cm ( con marco), tinta y pluma sobre papel, Ya lo puse pero vuelvo a ponerlo
Clic en la imagen para agrandar

2 jun. 2011

Los sueños, mis extraños sueños, tan amados, tan odiados. Y como decía Borges al despertar solo tenemos el recuerdo del sueño ¿Como habrá sido el sueño?



Como es en ese extraño mundo, súbitamente estaba en una cancha de futbol, no de las grandes, de esas que se juega 5 y 5, de salón. Las luces eran como de teatros, con focos intensos en diferentes zonas de la cancha que tenia el césped sintético. Los costados de la cancha estaban delimitados por sendos telones teatrales de tela aterciopelada y de color rojo. El ambiente era raro, bueno como esas cosas que se sienten en un sueño y no caben en las palabras.


De pronto se necesitaba un 8 ( un jugador en esa función ) y nadie encontraba ningún 8. Yo salía de la canchita y entraba en un boliche, para bailar, refashión, interrumpía la música, me subía a una plataforma y por micrófono preguntaba si entre el público presente había un 8. Un muchacho muy flaquito, con ropa jipona con esos típicos pulóveres con motivos de llamas e indigenas, se acercó, yo lo tomé del brazo y fuimos a la cancha. Ya estaba listo todo para el partido. De alguna manera, uno sabe ciertas cosas en el sueño de manera inexplicable, estaban delante mío tres mesitas ratonas con mantelitos blancos y bordados e individuales rojos, esos eran mis tres defensores, uno se da cuenta en el sueño de algo ridículo pero no lo cuestiona demasiado.


Empieza el partido y miro el medio de la cancha con atención y en lugar de una pelota se jugaba con una pastilla de Rivotril, (ansiolítico conocido por la gran mayoría, que es una pastilla blanquita, de medio centímetro de diámetro, el Clonazepan). Los atacantes dominaban y se pasaban el Rivotril de un lado a otro evitando las mesitas ratonas, de pronto uno por mi derecha, recibía la pastilla y pateaba al arco y yo volaba y atrapaba al Rivotril, no sin dificultad, usaba guantes de arquero y esa pastillita se escapaba fácilmente pero yo la apresaba con todas mis fuerzas. Miraba hacia el centro de la cancha, buscando a alguien para pasarle el Rivotril y veía a mi primo (que jugaba muy bien a la pelota) libre, sin marcas. Le arrojaba la pastilla con todas mis fuerzas, él paraba la pastilla, con habilidad inigualable empezaba a hacer jueguitos a lo Maradona e iba esquivando rivales, ya dentro del área de un derechazo colocaba el Rivotril en el ángulo izquierdo del arquero. Un Golazooo!!! Todos festejaban, yo levantaba los brazos y miraba al cielo con los puños cerrados y sonriendo…. Ahí desperté.

Free counter and web stats