12 nov. 2011

¿Agoniza la saliva en mi garganta cayendo hacia mi estomago?
Tomo una fecha, hoy, la salpico en el recorrido de mi primera mirada de mañana,
Como todas las noches mi sombra se vuelve esquizofrénica y se acuesta antes que yo,
Por suerte mi sombra no sabe que es la esquizofrenia,
Por suerte la esquizofrenia no sabe que es una sombra,
Las pielcitas de mis dedos son olvidos que arranco con mis dientes,
A veces los escupo, a veces los trago para que regresen a mis dedos,
.
.
.
.
Arriba cuatro renglones, los muestro, en realidad son millones hasta un chico lo sabe,
¿Sabe una hoja de papel sobre una mesa cual es el arriba? Esta pantalla titilante parece que si.
En mi oído un colectivo que arranca, sobre mis manos mi pera, ya no.
Antes de dormir pensaré: Menos mal que en mi casa no hay relojes que hagan “Tic, Tac”
Y la imagen de un ciclope con ojos de aceituna será la primera de la noche.
Si, ciclope con ojos de aceituna.

No hay comentarios.:

Free counter and web stats