11 nov. 2010

No suelo hablar de mí en forma directa en este blog, si lo hacen mis dibujos y mis decires intentos poéticos a veces con algún acierto,

Hace rato que no posteo, y es que no estoy en mis mejores momentos, a pesar de que esta semana estoy participando de la Bienal de Arte de Universidad nacional de La Matanza, donde fui muy bien acogido.

Soy inquieto, curioso, quizás por ciertas cosas que pasaron por mi vida, si veo una piedra, la miro, veo su belleza, sus formas, tanteo su tersura pero existe siempre un impulso irrefrenable de levantarla y ver que hay debajo, merodeo y busco por todos lados. Uno piensa que de esta manera encontrare grietas, intersticios (palabra de moda aun jajaa) que serán positivos y negativos. Yin y Yan, supongo.

Sostengo que esta experiencia que es la vida es sorprendente, desde lo ínfimo, pasando por un tucán, una alfombra, una hoja de Ginkgo, el sol que tanto quema como alimenta vidas, las locas estrellas, y mas allá. No sirven las letras para tanto, tanto increíble/luz/patas/luna.

Eso es lo que pienso, no se si hay dios, si creo que si lo hay lejos esta de ser humano y lejos está la ética que han creado noblemente algunos Cristos.

Lo que no puedo aprehender, con enorme H, es que soy/somos parte de un todo que bulle, que vibra, que es inalcanzable para nuestra razón. Eso es increíble, maravilloso. Parecen palabras obvias pero es así, así sale al teclado y a esas cositas llamadas letras.



Sin embargo desde muy pequeño, la angustia y yo vamos de la mano, a veces mas lejos a veces mas cerca, ahora está, presionando mi cuello, desde aquel enorme abismo sin suelo ni techos ni paredes, donde flotaba en un negro muerte insondable cuando en un autocine de Villa Gesell tuve mi primer ataque de pánico (en esa época callé lo que sentía y no existía el ataque de pánico)

¿Quizás la angustia me separe del infinito abismo protegiéndome de extraña manera?

¿O La angustia me muestre el abismo?

También, me pasa, que estoy demasiado descreído, si, demasiado. ¿De alguna manera alimentaré mi descreimiento?

¿En que habré creído para que descrea?

En un dios, en el progreso, en la democracia, en el deporte limpio de intereses, bueno, ahora veo casi todo atravesado por los intereses, por no envejecer( es así envejecemos), por las muertes que fueron este año, lejanas pero no tanto, por el amor apasionado, por la mentira que a veces creo que habita en todas partes, por las mentiras que me mentido a mi mismo, por mi ceguera, por aquello que vi y me lastimó, quizás por tratar de enfrentarlo sin tanta espalda, por imaginar, por imaginarme alimento, por imaginarme cielos, y por supuesto sus infiernos, por ser carne débil, por sentirme un cúmulo de células con guiones de ADN.

Por imaginar febrilmente sin freno, como si las imágenes y sonidos fueran más rápido que mi razón.

Por mi enormes sueños placenteros, increíbles, tan sólidos, tan vida, tan bellos que el despertar es seco y la vigilia pobre.

Por dos pesadillas repetidas que me atormentan y odio.

Ahora pienso que estas son solo manchitas negras dentro de una pantalla brillante blanca.

No sé.

Hoy no hay clic en la imagen para agrandar

1 comentario:

benjy dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me gustaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento. Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme benjycl@gmail.com

Free counter and web stats