4 ago. 2009

Horizontes

Un horizonte cruza tu cabeza,
Allí los objetos blancos, allá los que muerden,
Pero los horizontes varios, aquellos de los atardeceres,
Los que parten en dos las melodías, también pequeñas nieblas,
Esos que otros ni imaginan y se complacen en masticar presencias,
Esos que acumulan mediodías frescos, que atacan siestas silenciosas,
Esos que arañan todas tus memorias y que ríen con cada imagen poseída,
Esos que jamás serán rectos ni uniformes, los que hacen rechinar molares,
Esos estarán contigo ¿siempre?
No sé, hoy están

No hay comentarios.:

Free counter and web stats