27 may. 2011



“Elvis en San Telmo” seleccionado en el Salón Premio 85 aniversario SAAP 2011

Clic en la imagen para agrandar

 

23 may. 2011

Cayó en el fango el fantasma herido,
Piedras, estomago, y un reloj, viejo,
Sabía de las nubes vertebradas,
Sabía del sicomoro salado y hueco,
De rodillas en el fango el fantasma herido,
Negros cabellos duermen en pupilas,
Demasiados ombligos delatores,
Demasiados hilos de oxido y fiebres,
Con el rostro en el fango el fantasma herido,
Dientes apretados sin rosas ni encías,
Adorando la huella impar y solitaria,
Adorando tanta cera derretida, inútil,
De mármol y en el fango el fantasma herido,
Con mil tibias y mariposas ovaladas,
Se sueña de carne el mármol,
Se sueña con labios la carne,
Hombre herido y de fango el fantasma.

Su ojo izquierdo era invisible a las personas

Clic en la imagen para agrandar

22 may. 2011

Y él trabó sus músculos en 32 diferentes posiciones, pero no hubo caso

Clic en la imagen para agrandar

16 may. 2011

¿Por qué los domingos a la noche hay ruido a latas esmaltadas?
Uno pocos pájaros de azufre son arrojados en los puertos,
Hay manos que se parten en dos, hay orejas que devoran felinos,
Los cocineros afilan sus dientes y los pintan de color lengua,
Los que se creen poetas roban sus propios poemas, empiezan por acá,
Un mundo de arboles los muebles serán de hueso áspero y paladares,
Un viejo todo espalda dice que no duerma con leones y termitas,
Una orquesta de hombres apagados que rechinan sus dientes,
Gatos de yeso blanco, eso, gatos de yeso blanco,
Las uñas de las manos de una mujer que prepara el fuego,
Un esternón transparente, un libro fosilizado en el baño,
Un recuerdo de pezones con uniformes grises,
Y la lengua tocando el diente del lunes.

15 may. 2011

14 may. 2011

Su corazón se hizo piel y empezó a atravesar la tormenta de arena

Clic en la imagen para agrandar

10 may. 2011

Foto intervenida del rostro Lampeduza ( Paula Ianuzzi, fotografa extraordinaria)
La noche, la muela, y el resto de mí,
La noche tenía espinas de agua bendita y leche de lombriz,
La muela comenzó a atacarme a las 3:16 hs, con jabalinas de tamaño moderado,
El resto de mi cuerpo decidió retorcerse de manera que un contorsionista les parecería de yeso,
La sangre grito: ¡ Basta de tonterías! al dentista ya.



8 may. 2011


Hoy quise escalar hasta alcanzar las cumbres de mis rodillas,
Agarrado de los pelos de mis piernas, el esfuerzo era sobrehumano,
Pequeñas alfileres que utilizaba como picos para alcanzar la cima,
Empezaban a molestarme, pinchacito y pinchacito, uno y otro,
¡Para un poco, Querés! Me dije a mi mismo.
Y con mi mano derecha me di un puñetazo en la boca de mi estomago,
Caí hasta llegar al piso, herido, atontado, chamuscado, endurecido, incivilizado.
Nunca más tratar de llegar a las cimas de mis rodillas, ni loco

6 may. 2011

5 may. 2011

LV Salón de Artes Plásticas "Manuel Belgrano".

Dibujo y obras premiadas; del 30 de abril al 15 de mayo de 2011


Seleccionaron mi dibujo“ Hiperreproduccion de peces” que está expuesto allí


Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori Av. Infanta Isabel 555 (frente al puente del Rosedal de Palermo
Horario: martes a viernes de 12 a 20 hs. sábados, domingos y feriados de 10 a 20 hs. / Entrada: $1. Sábados y miércoles, gratis


"Despues de lo de Fukushima ni loco te compro un globo" Pluma y tinta sobre papel, 70 por 90 cm con marco
Clic en la imagen para agrandar


4 may. 2011


Sube a las corbatas serias un gato sin compas,
Camina por el borde de un ombligo y cacarea como gallo,
Ribo, duerme sobre una tela robada a la espuma,
Busca las brisas que dejan las mariposas de mañana,
Ribo salpica los pasados con gotitas de futuro,
Y salta, salta todas las sombras y sin colores.

2 may. 2011

La almohada negra

Sueño ¿cómo puede el agua oler a miel?
Siendo una pierna y un pie bestial en el fondo del mar,
Sueño ¿cómo puede la madera escupirse y ser clavada?
Siendo un niño acostado mirando tres estrellas dentro de su nariz
Sueño ¿cómo puede herirse un acantilado prisionero?
Siendo una ola tibia olvidada en arena que recuerda planetas
Sueño ¿Cómo asesinas los recuerdos con luz e instantes?
Siendo el “jamás” que hace que me llames sueño

1 may. 2011

Se detuvo el tiempo en el estomago, allí soñó,
Soñó una risa atragantada de ojos verticales,
Soñó una ladera inquieta, fermentada y cruz,
Soñó la incompleta herida, sal y fango, beso y piedra,
Soñó su piel oculta en la niebla esmerilada, sonriente,
Se arrojó por las venas el tiempo,
Fue azul de invierno negro,
Fue áspero glaciar, tierra agotada, sed,
Fue la única gota que pellizco la nube,
Se subió a la lengua el tiempo,
Tembló la luna sobre un mar acorralado,
Tomó la mano acostumbrada, se volvió quijada,
Tuvo mil hijos planos, leídos en una noche ambidiestra,
Se aburrió también del musculo el tiempo,
Tomó valor,
Saltó sobre la pulga inesperada y calló.

Tres palabras, pluma y tinta sobre papel 50 por 70 cm
Clic en la imagen para agrandar
Nota en el Puerco Espin
Free counter and web stats