28 jul. 2008

Tengo estas letras para comunicarte algo que llevo dentro de mi pie derecho,
Al acabar de escribir la frase anterior ya he me ganado el descrédito de muchos lectores,
Bueno una gran parte de los pocos lectores que leerán esto. Porque no darán cabida a que mi pie derecho tenga en su interior un mensaje aclarador de verdades o con cierto grado de veracidad universal.
Porque en tiempos de tetas caídas que vuelan a las nubes por medio de actos quirúrgicos
De narices aplastadas contra parabrisas en madrugadas alcohólicas
De rivotriles y sertales compuestos vía intraangelical
De grandes hermanos que habría que excomulgar a galaxias lejanas
De árboles ni tenidos en cuenta y de llamadas perdidas
Mi pie derecho dice…
Ahora no te digo nada, dice. Mira vos.

24 jul. 2008


Y la cabeza le dijo al brazo: ¡Maneja vos!

Y se fue al hombro

Clic en la imagen para agrandar

13 jul. 2008

Mis dedos están tan lejos ahora,

Ni siquiera pueda escribir la historia de aquel loco que enviaba rosas a su amada desde un manicomio sin jardín,

Las estrellas no atravesaran el techo esta noche,

Tampoco la luna morderá mis oídos,

Pero la pena,

La pena en un corazón con vetas de metal hirviente.

La saliva siempre empeñada en mojar mi boca,

Mis pestañas tartamudas sin que yo lo sepa,

Mis uñas silenciosas ya han tomado vuelo,

Un silencio de rinocerontes asesinados uno a uno,

Las palabras se angostan y caen como hojas de un otoño antiguo,

Mis mandíbulas apretadas sin dios ni ciencia,

Un camello trozado va rumbo a una sopa,

Una pantalla eructa una realidad idiota

Y mis dedos siguen tan lejanos,

Mi piel, una autopista de impedimentos

Y para una mujer que existe y no existe

Soy invisible.

12 jul. 2008


Con esa tijerita el hombrecito cortó todas las hojitas de todos los arbolitos del planeta.

¿y que pasó?

PD: Usa esos joggings de telita de paracaídas, que le dicen, arrugaditos.

Por si lo ven

Clic en la imagen para agrandar

6 jul. 2008

Cabellos y una mano,

Sigilosa como un atardecer de otoño se va formando la caricia,

Esa pequeña eternidad inquieta y dulce que detiene el tiempo,

Tiernas olas infinitas que los dedos van surcando como naves,

No hay voces, ni jadeos, solo el sonido de la ternura, si lo hay,

El calido aliento de la piel que detiene toda forma de abismo,

La muerte queda lejos cuando habla la caricia,

Las manos tejen y destejan amores desconocidos

Cabellos, dedos, campos, cielos, lirios, lunas

Cuando la caricia nace, cuando la caricia crece.

Si dios tomara una forma sería la de la caricia.

3 jul. 2008


El buscador de tetas caídas añora épocas

en las que no existían cirujanos plásticos.

Clic en la imagen para agrandar

Free counter and web stats