30 jun. 2007

29 jun. 2007


Él, perfume.

Apenas terminó de lavarse las manos, descubrió el perfume.

En esa fragancia se habían escondido tantas sonrisas y una mirada que volvía a observarlo después de tanto.

Aroma a cabellos negros y lacios, a una determinada forma de sentarse, a mejillas de una mujer niña tan bella por la cual él hubiera lastimado todos los universos posibles para repetir una tarde en un jardín del oeste con un beso robado como jamas jamas. Y otra tarde eterna pero huidiza, en la que juntos miraron La Rosa Púrpura del Cairo, con el abrazo que solo se pueden dar ciertas manos temblorosas, transpiradas por enamoradas del amor tras el amor que él paladeó.

El perfume, deshizo un cofre de paredes incesantes de olvido tras olvido, y todas las sonrisas de ella tomaron el cielo a fuerza de no sabemos bien que voluntad.

El tibio aroma de dos personas que no existen ya, que existieron en él aquellos días y flores de un Silvio joven y agudo. Incluso se volvieron a entrecruzar por aquellas cosas de correos y claves, búsquedas no buscadas rebuscadas, sabiendo él que ambos eran apenas fantasmas de nieblas y otoños, o sueños lejanos de un saber imposible propias de un caminante nocturno, nostálgico y suéñero aun.

Pero ambos se han marchado de eso tan real e irreal que es el hoy, ella, que quizás nunca fue esta ella que nos muestran los recuerdos, con sus sonrisas sol y sus cabellos negros de noche hilandera y bienhechora, él con sus imaginados caminos a nubes erizadas y con mas imágenes reveladoras y rebeldes, imposibles de hurtar por palabra tras palabra tras palabra.

Y ahora, en un atardecer sin fecha un perfume afilado descosió toda su piel en un chispazo, quizás usando el camino de las arrugas llovidas por tantos intentos o talvez desgarrando senderos de ríos de sal de una pequeña lagrima escondida en vaya a saber que músculo.

Por un instante fue carne viva y mirada nublada, y niño que no sabe bien si llora por felicidad o tristeza.

Luego de un tiempo, no importa la medida, volvió a sentarse con su piel entre sus manos y a coser con hilo de empeño y nuevo olvido.

Construyó, sin saber como, ese cofre salvador o traicionero, para volver a encerrar fantasmas impalpables. Como un buscador de palabras espesas, tapó los últimos recuerdos con nieve demasiado blanca como para parecer transparente. A fuerza de silencios consiguió un candado de labios apretados y paladar seco de hombre maduro o se muestra como tal.

No te contaré más, no es necesario, y quizás poco importe un perfume en estos dias de rapidez e inrecuerdos instantáneos, que de pronto abre algún cielo dorado sin permiso para que arribe a un olfato jamás adiestrado.


Dime solo un dia en que no salieras con varias mascaras listas para diferentes situaciones.

clic en la imagen para agrandar

28 jun. 2007


Sigo con mi casa en cambios ya mandare mas imagenes.

clic en la imagen para agrandar

25 jun. 2007


Paula Iannuzzi es una joven promesa de la fotografia argentin... jajajjaja
Paula Iannuzzi es una buena amiga y buenisima artistografa que me presto esta imagen para trabajarla, y salio así.
Ella quedo contenta, creo. Dejo de saludarme, me inicio 47 juicios, y contrato diversos malhechores para hacerme empanadas de Oriel Zolrak al tuco y pesto.

Paula juro que no lo hare más. jajajajajaj


clic en la imagen para agrandar

24 jun. 2007


¿Quien se ha tomado mi Rivotril?
Con la adquisición del libro vienen 2 recetas con aclaración: "Tratamiento prolongado"

clic en la imagen para agrandar

22 jun. 2007

Una piel tan lejana, o quizás gruesa como un planeta.
Una orden ancestral pero no tan antigua como el primer sorbo de agua.
Una mentira compartida, necesaria, imbecil, siempre guardada en la mesita de luz.
Un sendero de vidrio y cera, con oídos atentos y bocas delatoras.
Un encuentro de carcajadas ariscas y besos ensayados.
Una mirada buscadora de cielos craquelados impedidos por una pintura mediocre.
Un susurro buscador de perdones para una posibilidad casi imposible.
Un creer en no creer para salvarnos de un olvido pulido con paciencia.
Un dormirse en una cuna destrozada por una estrella azul que se aleja.
Y no sé si un despertar.

In the last

Clic en la imagen para agrandar

20 jun. 2007

¿ Como no se me ocurrió?

VOLVIERON LOS CUADERNITOS!!!!!!

Clic en la imagen

Decidí hacer una serie de arte digital para weblog. Empecé con esta que se llama : The last

Clic en la imagen para agrandar

15 jun. 2007


Bueno ayer Theo se subia a la tabla y no me dejaba pintar.
Este tablón de pino que me acompaña desde hace varios años, pero siempre en crudo , ahora volvera a alojar mis compu y papeles, terminado y listo para darle alguna mano de laca.
Ellos son Lidia, que me ayuda a mantener mi casa en orden Roberto Ruzzi y Javier Leiro que pintan mi casa de una manera increible.

Clic en la imagen para agrandar

Sigo pintando mi casa que es un despelote indescriptible. Theo iba a colaborar pero se niega a usar su cola como pincel y Cartagho ya entro en confianza con los pintores , ahora se aceca casi a menos de 1900 metros de ellos.

Un abrazo y espero volver con dibujitos y esas cosas.

clic en la imagen para agrandar

12 jun. 2007


Hoy a la noche me intruduciré en la NEVERA, HELADERA o REFRIGERADOR,
dependiendo de que HBO OLE transmita el intento.
Buscaré glaciaciones de un pezón amarillo y tubular.
Soñaré que mi piel se hace helado de vainilla con lagartos al rum.
Una sola celula quizas recuerde el sabor de un beso robado en un jardín lleno de cebollas de verdeo.
Mis dedos se uniran congelados en un solo pulgar que servirá de guia,
La noche de hielos y cubeteras de aluminio haran de imaginada cucharita perdida.
Prometo no destilar verduras para obtener dorado biodiesel para ir a Mar del Plata.
Caminaré con mis pelos/pies hasta el fin de esa tarde esmerilada en la que fuí eterno.
Basta de arte acromegalico que se encierra masturbante en una perfomance idiota.
Basta de utensillos y lecciones de buen gusto antes de sentarse en un inodoro horizontal.
Mira tus pies y te daras cuenta que no hay nada tan lejano que aquella uña amoratada.
Basta de cielos con aduaneros que revisan tu pasaporte de bondad/maldad.
Eso si, mañana mujer noche que no te conozco, habre la heladra y despiertamé con labios rojos.

clic en la imagen para agrandar

10 jun. 2007


Theo el gordo siestero y Cartagho la diosa del escape , tambien hacen arte en casa.

Aqui vemos una obra muy bien realizada por ambos y Oriel Zolrak con tecnicas aprendidas por Theo con el gato del mismisimo Sidney Pollock.

Tecnica : Patas polvorientas de gatos siesteros sobre pared

Año: No me acuerdo

Título: The Cat pats and te in my estufe room

Los artistas saludaran en el atrio.

clic en la imagen para agrandar

9 jun. 2007


¿Se puede elegir lo que se cree?

¿Y si uno cree que elige en lo que no cree?

¿Si escribo es que creo en la palabra?

¿Si imagino posibilidades e imposibilidades es que creo en ellas?

¿Puedo decir que no creo en Dios y en las religiones y sin embargo tener culpas cuasi religiosas?

¿Creer es despertar cada mañana?

¿La ciencia no es una manera de creer?

¿El descreimiento no es creer en que se descree?

¿Y si en lugar de “Pienso luego existo” fuera “creo luego existo y existen solidamente yo y mis alrededores”?

¿Es posible no creer?

¿Cualquier verdad podría ser una creencia compartida?

¿Es la locura una creencia solitaria?

¿Ver para creer o creer para ver como dijo atinadamente Rodrigo Fresan?

¿Creen en lo que no creen, aquellos que escriben “en que creen los que no creen”?

¿Descreer no es empezar a creer en algo diferente a lo que se creía?

¿Querer creer o querer querer creer?

Cuando Theo hace una de las suyas, por ejemplo robarle el peluquín al vecino del fondo, pone esta carita de carnero degollado .

¿No crean en Theo o si?

Clic en la imagen para agrandar

7 jun. 2007


Estoy con problemas en la compu , la semana que viene espero volver a mi anomica normalidad.

Clic en la imagen para agrandar

3 jun. 2007


Y Caperucita recorría el bosque en busca de aquel lobo que con el tiempo dejó de ser tan pero tan malo...

Clic en la imagen para agrandar

1 jun. 2007




Estoy pintando mi casa y aprovecho y le meto mi arte. Así se ve mi baño despues de que mi primo Javier Leiro y su socio Cacho Ruzzi ( recomiendo sus trabajos) instalaran una mochila de baño de bar, de plastico blanco, de esas que abundan en los bares de la calle Corrientes. Pero los muchachos, muy habiles con sus manos, se encargaron de meterle onda, hicieron la conección por fuera, pintaron de rojo la mochila, e incluso enmarcaron el aujerito que quedo en la pared de donde sale el agua para la mochila.
Luego con una destreza similar a la de un Carpincho en una joyeria, subido a los mas altos escalones de una aluminica escalera hice mis dibujitos.
Theo colaboró durmiendo en la cama, Cartagho desaparece cada vez que viene alguien, y Leiro estaba trabajando pensando en precios de la leche en polvo y otros menesteres.
Van las fotos, que sirven para mi ego contento de su baño rojo.
PD:No tego ganas de poner tildes.

Oriel Zolrak


Clic en las imagenes para agrandar
Free counter and web stats