25 mar. 2006


Poemita


¡Que lindo! Que tranquilo, como una nuez.
Amparado en estos renglones cuasi religiosos,
Recluido en estos símbolos negritos,
Me encanta estar acá, dentro de este poemita.
Quizás, agregue una flor o una mariposa tuerta.
Pero siempre en palabritas, una mariposa real suelta
Dentro de mi poemita destrozaría el instante sagrado.
No, mejor así, con letras, palabras y oraciones.
Nada de extrañas cosas que no pueden nombrarse.
No, así tranquilo, con algún punto, hasta algún signo de admiración.
Pero nada del otro mundo, hasta puedo usar la n como banquito.
¡Suspiraría! Si un suspiro pudiera ser palabra.
No, no nos metamos en lío, sigamos como venimos.
Tranqui, sin cosas raras, no hablemos de lo no hablable.
¿Hablable? No existe en el diccionario hablable. No.
¿Siempre tenés que estropear la calma de un texto?
Veníamos bárbaro y a vos se te ocurre poner “hablable”
Dame un valium por favor, calmémonos.
¿Ya esta? ¡Ah! Que bien, otra vez la calma de lo definido.
Las bellas y conocidas palabras que tanto amamos.
¿Que? ¿Que se termina? Como que se termina. Justo ahora.
Que estaba todo en orden y en paz. No, así no va.
Así nunca vamos a llegar a nada.
Siempre alguno te tiene que pinchar el glob....
¡No! Quierooooooo seguirrrrrrrrrr....
mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm...

16 mar. 2006

Free counter and web stats