29 may. 2015


Era divino, sexy, culto, campeón de bochas, pero ese aliento… ¡Y como se lo digo? ¡ Le compro un cepillo eléctrico? 

Clic en la imagen para agrandar

26 may. 2015

Las palabras mudan de piel cual serpientes y no es fácil,
Un día los deltas dejaran de elegir el negro y el azul,
Un día las gargantas se poblaran de dagas para trozar y destrozar,
Un día las manos volverán a buscar barro y agua sucia,
Carne congelada de pescado aun respira en mi heladera,
Y el sillón para cuatro es lugar para un mentón apoyado en una mano,
Los teléfonos se hicieron polvo entre martillos, orejas y un simple yunque,
La obesidad es una cualidad sagrada de un dios con demasiada eternidad,
Este es el juego de las escondidas, que se interrumpe con el hambre,
Que hoy no siento, que muchos sienten pero no tienen el azul,
Tampoco el negro, el oscuro líquido y una pluma hecha de paja.

21 may. 2015


Con la mano derecha escribía las verdades con la izquierda las mentiras. Aunque últimamente no tenía bien en claro que mano usar 

Clic en la imagen para agrandar

18 may. 2015


Había encontrado esta espina en una esquina de Baltimore, la utilizaba para sacarse la carnecita entre sus dientes después de comer hamburguesas. Lo que no sabía es que la espina había formado la corona de un tal Christos 

Clic en la imagen para agrandar


14 may. 2015


Él era un ángel guardián de un tal Philip T, pero este se fue volviendo un hijo de puta y no lo cuidó más, se fue a dormir una siesta celestial 

Clic en la imagen para agrandar

Intentando un poema para ti, tropecé con un olvido y con escamas enemigas,
Corrí, busqué letras y canciones, rulos de azul tinta en hojas sin ojales,
Escondidos los acentos… las llaves se retuercen, la puerta cede,
Una enorme mariposa, con alas de calcios y violetas, cayó a mis pies,
Construí una boca, la acomodé entre sus ojos, palabras lentas, lisas, saladas,
Habló de locuras de una uña segadora, de mieles rojas y un pasillo añejo,
Habló de valles acumulados entre ciudades y cuerdas y un pesebre, una roca,
Habló de un mediodía que se disfrazó de amanecer, y de una noche,
Aquella noche, estrellas y asteroides se unieron y acorralaron al sol, jotas heladas,
Calló, cayó su boca, hice abrazos de suspiros y canción de un río interno,
¿No se como lloran las mariposas? Ella lloró y amaneció entre hojaldres y amapolas,
Tú, tu poema, mis pobres manos, mi pobre y negra tinta, mi espalda derrotada,
Tú, mis pasos ansiosos, mi búsqueda inútil, los versos que saltan de la pluma,
Tú, tu frente, tus comisuras, tus cejas, tu cabello, boto en el pozo los inútiles adjetivos.
Tú, y yo tan lejos.


12 may. 2015

Las heridas de un gato

Una brisa repleta de tumores recordados de memoria,
Brisa baja, goteando agrios, arrastrándose entre pulgones de sílice,
Una aguja que sigue la forma de mi esófago y de mis “No sé”,
No quedan brujas tibias a estas horas tan solo las púas olvidadas,
Relleno las líneas de mis manos con alcohol y parpados secos,
Pinto un cementerio con colores de Gauguin, el hedor es otro tema,
Cada movimiento tiene un coro de grietas que se acercan,
El mejor dios no crea paraísos sino olvidos que olviden el olor

4 may. 2015


Tenía el celular más caro pero no sabía cómo agarrarlo y hace seis meses que trata de encenderlo y no puede. 

Clic en la imagen para agrandar

1 may. 2015



Si bien era herbívoro le encantaban los mejillones a la provenzal aunque nunca los había probado

Clic en la imagen para agrandar  


Free counter and web stats