22 feb. 2008

Poema universal uniformemente acelerado

Llueve, llueve mucho, pero mucho

Salgo, de mi casa, ni de mi ciudad, ni de mi cuerpo

Salgo, vuelvo a decir, y llueve mucho vuelvo a repetir

Salgo, no emito comentarios con respecto a “Salgo”

Salgo, y llueve, pero el sol atraviesa la capa nubosa,

Cayendo en picada, rebota en mi cabeza con ímpetu feroz,

Por principios físicos conocidos de acción y reacción

Vuelve al lugar de que partió allí en la cosmogonía celeste.

No hice este poema para decir “cosmogonía celeste”

Repito.

Salgo, y llueve, pero el sol atraviesa la capa nubosa,

Cayendo en picada, rebota en mi cabeza con ímpetu feroz,

Por principios físicos conocidos de acción y reacción

Vuelve al lugar de que partió allí en la cosmogonía celeste.

No hice este poema para decir “cosmogonía celeste”

No repito.

Nadie percibe de este hecho más que un flash luminoso,

Que debido a su velocidad no es un hecho extra ordinario.

Pero, yo, poeta, no tu, lector,

Pero yo, poeta, he recibido un “solazo” en mi “cucuzza”,

Pelos achicharrados en las puntas,

Bronceado “purpuriente” en entradas y parte de frente,

Migraña pasajera y un: “lo re parió”

Llueve, no tanto, ahora,

“Ahora” mío no tuyo,

No sé si “llueve” tuyo es posible,

Llueve, apenas, casi nada.

Entro, a mi casa, en mi ciudad y en mí siempre estuve,

Pienso, y antes de pensar existía, ahora no estoy tan seguro.

Pienso que “mí” corrector, sentido, exigente,

No debiera publicar este amontonamiento,

Amontonamiento, palabra horripilante para un poema,

Amontonamiento de patitas de hormigas negras,

Que increíblemente te condujeron hasta esta última palabra.

17 feb. 2008


Happy Birthday Neandertal!!!

Clic en la imagen para agrandar

Y mi paladar anocheció,

Sentado, con labios llenos de olvido,

Con el silencio de la luz dormida y turbia,

Noche oscura mi piel,

Noche oscura mi pelo,

Las gotas no se ven de noche,

Anocheció también la vena tibia,

Lento caminar de vieja sangre,

El moho estancado debajo de la aorta,

Palabras perdidas trabadas en la espalda,

Una sonrisa de dolor y la garganta,

Y ese pie que guarda caminatas en su empeine.

Uñas bien cortas, y un tacto herido

De tantas estocadas de letra y boca.

Suspiro azul que vigila pulmones,

Absurdo, extraño, increíble, inútil,

Cuatro palabras caídas de un pensamiento,

Justo antes de dormir sin saber si recordaré el sueño al despertar.

14 feb. 2008


Él te hace creer que te roba una moneda

Y en realidad se lleva montones de recuerdos

Y se los vende a un olvido.

Clic en la imagen para agrandar

Leo en el diario El País de España:

El tigre agoniza en India

La población del felino ha caído un 60% en cinco años

ANA GABRIELA ROJAS - Nueva Delhi - 14/02/2008

Sólo 1.411 tigres quedan en toda India. Menos del 40% de los 3.642 que había hace cinco años según el último censo del Gobierno de ese país. El número es aún peor que las predicciones más pesimistas. "Una situación sumamente desesperada", en palabras del director ejecutivo de Greenpeace en India, Ananth Padmanabhan, con la que coinciden todos los ambientalistas.


La protección únicamente física del tigre es una visión muy estrecha en términos de conservación, dice el especialista de Greenpeace. "El peligro de desaparición de este felino es sólo un síntoma de lo que está pasando en el país: se está sacrificando a la naturaleza en aras del crecimiento económico".

Para los ecologistas, la pérdida de hábitat es la causa principal de desaparición del tigre. En India, el país que tiene el 40% de la población mundial de tigres (concentrada en el sureste asiático), el área de bosques se ha reducido en 728 kilómetros cuadrados en los últimos años debido a la industrialización, la construcción de presas y el efecto del tsunami. Con ello, sólo con el 20% de su territorio de bosques, muy lejos del 25% que se había propuesto llegar para este año.

La caza furtiva de los tigres hace el problema aún más grave. En el mercado negro internacional, sus pieles tienen un precio de hasta más de 30.000 euros. Sus huesos son también muy preciados en Asia para producir medicinas tradicionales.


Pienso en la bestia, no el felino terrible y salvaje, pienso en ti, en mi, en nosotros.

Bestias que estamos aniquilando bosques, junglas, selvas, tigres, orangutanes, gorilas, corales.

Bestias que empezaremos a aniquinarlos entre nosotros en la medida que desvastemos la tierra que nos da sustento.

Bestias que estamos inventando un infierno futuro cada día.

Bestias que disfrazadas de respeto cultural al projimo no respetamos nada.

Cuando haya muerto el último tigre los bellisimos versos de Borges no tendran sentido.



EL OTRO TIGRE

And the craft createth a semblance.

Morris: Sigurd the Volsung (1876)

Pienso en un tigre. La penumbra exalta
La vasta Biblioteca laboriosa
Y parece alejar los anaqueles;
Fuerte, inocente, ensangrentado y nuevo,
él irá por su selva y su mañana
Y marcará su rastro en la limosa
Margen de un río cuyo nombre ignora
(En su mundo no hay nombres ni pasado
Ni porvenir, sólo un instante cierto.)
Y salvará las bárbaras distancias
Y husmeará en el trenzado laberinto
De los olores el olor del alba
Y el olor deleitable del venado;
Entre las rayas del bambú descifro,
Sus rayas y presiento la osatura
Baja la piel espléndida que vibra.
En vano se interponen los convexos
Mares y los desiertos del planeta;
Desde esta casa de un remoto puerto
De América del Sur, te sigo y sueño,
Oh tigre de las márgenes del Ganges.

Cunde la tarde en mi alma y reflexiono
Que el tigre vocativo de mi verso
Es un tigre de símbolos y sombras,
Una serie de tropos literarios
Y de memorias de la enciclopedia
Y no el tigre fatal, la aciaga joya
Que, bajo el sol o la diversa luna,
Va cumpliendo en Sumatra o en Bengala
Su rutina de amor, de ocio y de muerte.
Al tigre de los simbolos he opuesto
El verdadero, el de caliente sangre,
El que diezma la tribu de los búfalos
Y hoy, 3 de agosto del 59,
Alarga en la pradera una pausada
Sombra, pero ya el hecho de nombrarlo
Y de conjeturar su circunstancia
Lo hace ficción del arte y no criatura
Viviente de las que andan por la tierra.


Un tercer tigre buscaremos. Éste
Será como los otros una forma
De mi sueño, un sistema de palabras
Humanas y no el tigre vertebrado
Que, más allá de las mitologías,
Pisa la tierra. Bien lo sé, pero algo
Me impone esta aventura indefinida,
Insensata y antigua, y persevero
En buscar por el tiempo de la tarde
El otro tigre, el que no está en el verso.


9 feb. 2008


Nacido entre espejos, reflejo de reflejos,

Mil hermanos, dos mil manos y una boca tapada.

Es imposible entre espejos despejarse,

¿Cual fue la ola inicial de un mar crispado?

Narciso con mil narices rotas

Narcisos con una nariz respingada

Nacido entre espejos ¿Y la palabra?

Labios mudos, dientes heridos,

Soñando que exhala y no se empaña,

Soñando con las pieles tibias.

¿Y la palabra? He dicho

Sonríen mil marfiles amarillos,

De tanta risa mil campanillas mudas

Ríen y se duermen, y al dormir es uno.

Solo uno.

6 feb. 2008

¿Cuando construimos esa áspera sordera?

Y las palabras se van desordnanod iperdne ensidot

Una voz, diez voces, mil voces, millares de voces,

Ruidos de almíbares deslizándose en agua fresca.

¿Puedes abrir los ojos por favor?

Mira bien esta única letra o vete ahora,

Envuelve tus pañuelos con pupilas estiradas,

Y ¿Qué? de todas las memorias desencajadas

En ese ultimo segundo en el cual se cree

Eso que creemos que al fin somos.

Una mala poesía hallara por fin olvidos,

Olvidos escondidos entre el día y una noche,

¿Olvidos paridos por alguna bondad?

¿Cuántos mandamientos tendrá un dios alejado?

Espinas en un paladar y gotas rojas,

Elije una estrella y te afirmo que tu pulgar esta mas lejos

De todos los tú que has sido hasta hoy.

¿Cuál es la palabra que debería escribir en el siguiente renglón?

4 feb. 2008


Comienzo de un dibujo. En este caso unas manchas, esa mano misteriosa. Y luego aparecen líneas de vida, como actores, en ese camino blanco de papel. Siempre me preguntan si no me asusta lo que dibujo, claro que si, temo que mi cabeza ruede por locuras con ruido.

Siempre me asusta, pero no exactamente los dibujos, me asusta mi entender de mundo a veces, como en estos tiempos, que van y regresan, donde el suelo se puede volver una fina capa de palabras, donde la inmensidad es tan grosera, donde lo real es pegajoso.

Temo perderme en esta jungla, en ese horror de tiempo que habito en pesadillas.

Temo estos tiempos y siento que volvemos demasiado rápido a esos gritos afilados y bestiales. Y es la razón la que me muestra nuestra locura de consumir y consumir y un planeta que puede volverse desamparo. Mientras continúo mi dibujo.

Clic en la imagen para agrandar

3 feb. 2008


Serios problemas con izquierdas, derechas, arribas y abajos

Clic en la imagen para agrandar

Free counter and web stats